viernes, 16 de junio de 2017

El hacker que filtró la evidencia de tecnología extraterrestre

.

“Solo” es el apodo del hacker británico Gary McKinnon que, entre febrero de 2001 y marzo de 2002, logró entrar en los sistemas TI de las fuerzas armadas estadounidenses y de la NASA. McKinnon, obtuvo acceso a secretos de estado, desde incidentes ovni hasta la aplicación de ingeniería inversa para tratar de reproducir la tecnología de ovnis capturados.

McKinnon tenía conocimiento de cómo se ocultaba información al público sobre las visitas extraterrestres y de cómo la NASA alteraba las imágenes que se tomaban del espacio o de planetas en las que aparecían OVNIS. Confirmando dicha información, Donna Hare ,quien asegura haber trabajado a principios de los años 70 para Philco Ford como contratista en computación e ingeniería en los laboratorios fotográficos de la NASA, afirma que la agencia espacial norteamericana ha retocado todas las imágenes de ovnis, afirmando haber entrado en una área restringida donde vio imágenes de extraterrestres. También afirma, que si hablan, la NASA ha amenazado a las personas con quitarles su pensión de jubilación.

¿Qué descubrió McKinnon?

Cuando McKinnon hackeó los sistemas del Centro Espacial Johnson, encontró una imagen de alta definición de un objeto grande, en forma de cigarro, sobre el hemisferio norte. Cuando hackeo otros sistemas encontró un registro que detallaba una lista de oficiales no-terrestres, que él creía que era la evidencia de que el ejército estadounidense tiene una flota secreta en el espacio.

McKinnon comentó lo siguiente: “Encontré una lista de nombres de oficiales bajo el título de ‘Oficiales no-terrestres’, lo que no significa que sean extraterrestres. Lo que creo que significa, es que no se encuentran en la Tierra. Encontré una lista de transferencias entre flotas y una lista de nombres de las naves: el USSS LeMay y el USSS Hillenkoetter. Yo los ví. No eran barcos de la Marina estadounidense. Lo que ví me hizo creer que tienen algún tipo de nave espacial, fuera del planeta”.

Ben Rich, director de Lockheed en Skunk Works, admitió en su confesión en el lecho de muerte: “Los viajes militares de EE.UU. a las estrellas y los visitantes Ovnis extraterrestres son reales”, lo que puede interpretarse como que los militares de EE.UU. trabajan en conjunto con los extraterrestres, en el desarrollo de naves espaciales.

McKinnon fue acusado de cometer el mayor ataque hacker a equipos militares de todos los tiempos. En el caso de ser declarado culpable en Estados Unidos, podía enfrentarse a una condena de 70 años de prisión y el pago de hasta 2 millones de dólares en multas. De momento las autoridades británicas han detenido el proceso de extradición de Gary McKinnon .

Fuente: www.mundooculto.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.